por Alvaro Leiva Calzadilla / julio 19, 2018 / Temas: e-learning

¿Cómo es una clase online? ¿Es más fácil o difícil? ¿Es tan válida como la clase presencial?

Estas preguntas las hacen todos quienes optan por la educación online para continuar sus estudios.

La respuesta es muy simple: es similar a la presencial. Sólo que con algunas ventajas.

Por lo general, quienes se hacen estas preguntas son estudiantes que por primera vez asisten a un aula virtual porque siempre estudiaron en formatos de clases presenciales, con cuadernos, mesa y silla.

En este caso, el cuaderno se queda, pero el alumno cambia la mesa y silla por su escritorio y computador en su casa u oficina.

Por eso la modalidad e-learning es tan conveniente para personas que quieren compatibilizar trabajo con estudios, y tienen poco tiempo que perder.

 

A continuación te explicamos las principales características de una típica clase online:

Mayor flexibilidad: Puedes organizar tus horarios para dedicar más tiempo y profundizar en materias dependiendo de su dificultad, para llegar a las sesiones en vivo o ver las clases pregrabadas con mayor preparación.

Estructura clara: Por lo general, las clases están separadas por secciones con una extensión de tiempo predeterminada, para que el estudiante sepa exactamente cuántos minutos ocupará en la introducción, desarrollo y comentario de la clase.

 

Normalmente, esta estructura sigue estos pasos:

  1. Inicio de sesión: Los estudiantes inician sesión en una página especial en el sitio web de su institución educativa. Con su nombre de usuario y contraseña, ingresan a una plataforma que contiene todas las asignaturas registradas y las herramientas que necesitarán para asistir a la clase online.
  2. Ingreso a la clase: Por lo general, las plataformas que ocupan las casas de estudio para las clases online son sencillas de usar. Habrá un botón indicando el nombre de la asignatura, el cual lleva al estudiante a la clase, que puede ser en vivo o pregrabada.
  3. Escuchar o leer material educativo: Normalmente, el contenido de la clase estará en formato de presentación digital (Power Point u otro) o bien documentos guardados en formato virtual (PDF, Word, u otros). Si es una sesión en vivo, el profesor dictará la clase, audio que se escuchará mientras revisas la materia. Si es una sesión pregrabada, puede o no haber un audio asociado a la clase. Dependiendo del curso, el estudiante deberá escuchar audios o leer documentos un par de veces a la semana, o todos los días.
  4. Completar tareas: Algunas tareas de la clase son para completar durante el desarrollo de ésta, mientras que otras online u offline antes de que termine el período académico (semestre o año). Las plataformas que alojan la clase suelen tener una sección destinada a las Tareas. Los estudiantes deben esperar que las tareas sean tan demandantes como las de cualquier clase presencial.
  5. Comentarios y retroalimentación: Casi todas las clases online incorporan en su diseño una sección para hacer comentarios y discutir la materia con el resto de sus compañeros y tutor. Puede ser durante la hora de la clase misma, o en sesiones aparte. Estos foros son valiosos puntos de encuentro entre los participantes.

 

Diseño instruccional flexible

Durante las clases, los docentes o tutores son verdaderos moderadores del proceso de aprendizaje del alumno. El formato online requiere de una mayor cooperación de estudiantes y tutores, más autonomía y dinamismo, contribuyendo a que todos los participantes interactúen entre sí.

 

Situaciones de contexto.

Para que la clase sea dinámica e interactiva, por lo general el diseño de módulos e-learning incorpora los siguientes elementos:

  • Sesión de reconocimiento de conocimientos previos de los estudiantes.
  • Simulaciones de usos prácticos de contenidos y materiales.
  • Construcción de significados compartidos entre tutores y estudiantes.
  • Oportunidades de levantar nuevos contenidos de parte de tutores y estudiantes.
  • Actividades que fomenten la colaboración entre estudiantes.
  • Evaluaciones como situaciones de síntesis y análisis del proceso de aprendizaje.

 

Conclusión

Las características de una clase online son las mismas de una clase presencial: leer material, hacer tareas y discutir la materia.

No obstante, tiene otros beneficios prácticos, como siempre contar con un tutor asignado para resolver dudas y todas las herramientas y documentos requeridos para la clase están disponibles en un solo lugar.

Igualmente, a diferencia de la versión presencial, si tienes problemas para asistir en un horario o día específico, la grabación de la clase online queda disponible en todo momento para que la consultes.

 Ebook- Cómo estudiar mientras trabajas: pasos para transitar a la educación a distancia

Temas:

Temas: e-learning

Post relacionados

Las 5 mejores técnicas de estudio no convencionales para un aprendizaje exitoso

17 de octubre de 2018 9:00:00 CLST | Alvaro Leiva Calzadilla
Las 5 mejores técnicas de estudio no convencionales para un aprendizaje exitoso

Estudiar y memorizar la materia para muchos estudiantes puede ser una tarea complicada, ya que pocos tienen claridad sobre..

Leer Más

Técnicas de estudio para carreras vespertinas: aprendizaje elaborativo

11 de octubre de 2018 9:00:00 CLST | Alvaro Leiva Calzadilla
Técnicas de estudio para carreras vespertinas: aprendizaje elaborativo

Existen cada vez más metodologías para estudiar online. Lo importante es descubrirlas y ponerlas en práctica para llevarlas..

Leer Más
TOP