por Alvaro Leiva Calzadilla / octubre 17, 2018 / Temas: e-learning

Estudiar y memorizar la materia para muchos estudiantes puede ser una tarea complicada, ya que pocos tienen claridad sobre cuál es la mejor técnica de estudio que se adapta a su estilo de aprendizaje.

¿Eres de las personas que estudia con mucha anticipación y finalmente se bloquea al momento de dar la prueba? ¿O esperas a último minuto para repasar la materia antes de un examen, lees una y otra vez para memorizar y luego de dar el examen te olvidas de casi todo?


Si te identificaste con alguno de estos ejemplos, te presentamos 5 técnicas de estudio no convencionales que te ayudarán a lograr tus metas académicas de forma exitosa.

Técnica de estudio 1º: Aprendizaje Espaciado

Si consideras estudiar una carrera online, donde lejos de la cátedra presencial esperas aprender de una manera distinta, más participativa, entretenida y con distintos modos de acceso, adelántate al desafío adoptando esta técnica de aprendizaje que asegura una mayor y más veloz adquisición del conocimiento.

Te explicamos las 2 claves para entender en qué consiste.

Clave 1: Atomizar el conocimiento

El Aprendizaje Espaciado se basa en dos grandes principios. Primero, está el objetivo de espaciar o comprobar que si la información es presentada y repasada en periodos cada vez más largos, es aprendida y retenida de mejor forma en comparación a otros métodos tradicionales.

En segundo lugar, está la acción de evaluar. Esto significa que la retención de largo plazo mejora significativamente si se evalúa la información, lo que no quiere decir necesariamente medir el conocimiento del estudiante, sino que más bien promover una mejora de la retención a largo plazo del material evaluado.

En la práctica, este método propone que estudiar 5 horas dos semanas antes de un exámen es mucho más efectivo que repasar la materia esas mismas 5 horas la misma semana de la prueba.

La técnica recomienda que, apenas comience tu semestre, asignes al menos unos 45 minutos de estudio diario, incluso si tus pruebas están fijadas para meses después.

Asimismo, plantea que repases la materia de todas las clases, pero no inmediatamente después de éstas. Es decir, si, por ejemplo, tienes clases programadas para los días lunes, miércoles y viernes, sería genial repasar los apuntes que tomaste en cada una de éstas los martes, jueves y sábados, respectivamente.

En este sentido, el Aprendizaje Espaciado te lleva a atomizar el conocimiento y permite que  estudies el día antes del examen si así lo quieres, pero en lugar de hacerlo apurado y bajo presión, ya habrás pasado días y semanas preparándote bien.

En consecuencia, tanto en el corto como el largo plazo estudiarás menos y aprenderás mejor.

Clave 2: Dimensionar el conocimiento

Quizás estudiar a última hora o de manera muy concentrada te haya dado buenos resultados hasta ahora. Pero ¿has pensado si recuerdas todo con lujo de detalles?

Junto con acelerar la adquisición del conocimiento y cambiar los hábitos de los alumnos, el Aprendizaje o Educación Espaciada incrementa la retención de largo plazo, incluso dos años después de haber terminado un curso. Esto, sin lugar a dudas, genera en los estudiantes la habilidad de determinar la dimensión de su conocimiento.

Cuando utilizas el método espaciado, de manera automática tendrás la capacidad de revisar cuáles son los temas que recuerdas con mayor facilidad y los que no. Esto no es más que consecuencia de una arquitectura que maximiza la eficiencia del tiempo de estudio, logrando que el alumno repase selectivamente sólo aquellos tópicos que le cuesta más aprender.

Lograr que los estudiantes dimensionen lo que saben repercute también en que evitarán estudiar la materia de más y la que ya fue aprendida, reduciendo el tiempo total del estudio, lo que resulta una gran ventaja cuando estás estudiando de forma remota.

 

Técnica de estudio 2º: Aprendizaje basado en recuperación de información

La idea principal de esta técnica de aprendizaje  es aprender mediante pruebas prácticas de cuestionarios breves con respuestas cortas.

Es decir, mostrar el material una sola vez y poner a los estudiantes a prueba, sin volver a repasar la información de forma tradicional como lo hacen la mayoría de los alumnos.

 

La recuperación como una estrategia de aprendizaje, no como herramienta de evaluación

Recordar la información mejora y aumenta el aprendizaje. La idea de esta técnica es evitar los métodos tradicionales para ayudar a los alumnos a aprender mejor; repetir, tomar notas y repasar la información una y otra vez.

Estos métodos tradicionales permiten recibir la información fácil y fluidamente, sin embargo, es más sencillo de olvidar. Si aprendemos algo rápido, no garantiza que lo recordemos.

El aprendizaje basado en información establece que es mejor hacer pruebas sorpresa con cuestionarios de respuesta corta, sin evaluación, para ver cómo actúa el cerebro de los estudiantes bajo presión.

La gran diferencia está en que la recuperación es  utilizada como una estrategia de aprendizaje, no como una herramienta de evaluación.

 

Cómo llevar a cabo la práctica de recuperación

Una buena idea para llevar a cabo esta técnica de estudio es que los alumnos ingresen a la sala de clases con un papel y un lápiz o antes de que salgan del salón, y que incluyan preguntas sobre el tema aprendido.

Se puede formular un tema simple para desarrollar, por ejemplo, escribir todo lo que recuerden de la clase anterior. Esto involucra a los estudiantes en la práctica de recuperación, mientras se conservan horas de clase para enfocarse en la enseñanza. Lo importante es que los profesores hagan siempre retroalimentación.

Otro método para llevar a la práctica esta técnica de estudio es con el uso de pequeñas pizarras blancas con marcadores en los puestos de cada estudiante. De este modo, el profesor hace una pregunta y los alumnos anotan rápidamente la respuesta, incluso una respuesta corta, mostrándola luego en la pizarra. Una vez más, es clave proporcionar la retroalimentación del docente al final de la sesión.

Al aplicar la práctica de recuperación es preciso involucrar a todos los estudiantes desde el inicio. Es necesario también tener en cuenta que esta técnica de estudio debe ser utilizada como una estrategia de aprendizaje, y no como una oportunidad para evaluar. Y en tercer lugar, como lo mencionamos anteriormente, siempre proporcionar retroalimentación.

 

Técnica de estudio 3º Aprendizaje intercalado

Aunque lo más habitual es que los alumnos estudien agrupando materias, existen investigaciones que demuestran que la mejor manera de aprender es alternar problemas o materias que requieran distintas técnicas de resolución.

Justamente, la práctica intercalada busca evitar la disminución de actividad neuronal ante estímulos similares que se presentan repetitivamente.

Los investigadores Doug Rohrer y Kelli Taylor realizaron diversos experimentos con estudiantes y ejercicios matemáticos. Así concluyeron que cuando los alumnos no siguen esquemas de aprendizaje similares, los resultados son mejores.

Descubrieron también que cuando un estudiante dedica mucho tiempo para resolver solo un tipo de problema, termina por imitar lo aprendido. En el minuto en que internaliza la nueva técnica, repite una y otra vez un proceso de resolución. Por eso, concentrar una asignatura durante una sola sesión de estudio no beneficia la memoria a largo plazo.

A través de la práctica intercalada está comprobado que los estudiantes aprenden a identificar el tipo de problema que se les plantea, definen cómo resolverlo y cometen menos errores.

 

Técnica de estudio 4º: Aprendizaje elaborativo

Esta técnica de estudio trata sobre el uso de la elaboración, particularmente el interrogatorio elaborado, como método de aprendizaje que refuerza la comprensión y la retención de la información por aprender.

Esta técnica es dinámica, ya que su finalidad es básicamente explicar y describir ideas con muchos detalles, para retenerlas y asociarlas de manera más sencilla.

El aprendizaje elaborativo implica establecer conexiones entre las ideas que se intenta aprender, conectando el material con las propias experiencias y recuerdos de la vida cotidiana. Se caracteriza principalmente por hacer uso de la interrogación como principal método para responder preguntas sobre un tema en particular.

 

Algunas buenas prácticas del aprendizaje elaborativo

La memoria es una facultad que le permite al ser humano retener y recordar hechos pasados o tener recuerdos de algo que ya ocurrió ante la exposición de hechos, datos o motivos que se refieren a una cuestión determinada.

La eficacia de la memoria en el estudio depende de los siguientes factores:

  • Factores físicos: debe existir un equilibrio entre el descanso suficiente y la correcta respiración.
  • Factores psicológicos: ser realistas en las metas personales y en las aspiraciones, capaces de controlar la mente, y afrontar las situaciones que causan problemas para poder solucionarlas.
  • Factores motivacionales: debe existir verdadera motivación e interés por aprender para lograr la comprensión de los datos, factor imprescindible de la memorización.

 

Para facilitar el proceso de la memorización efectiva, el estudiante puede poner en práctica los siguientes consejos:

  • Asociación de ideas: organizar los datos individualmente dándoles sentido, agrupados de acuerdo a un principio básico general, proque así una idea lleva a la otra.
  • Recodificar el material: estructurar el material a nuestra manera, cuidando que dicha estructura sea adecuada al contenido y utilizar nuestras capacidades sensoriales de modo interrelacionado.
  • Fragmentar el material: es clave fragmentar el material que se va a utilizar en unidades con sentido y que sea posible memorizar una a una. Luego se debe realizar una globalización de lo fragmentado.
  • Aplicar el interés del estímulo: tener siempre despierta la curiosidad, el verdadero interés, una buena concentración y controlar los nervios, son conceptos claves que ayudarán al proceso de memorizar.
  • Repetición regular: este es el mejor método para garantizar la fortaleza del estímulo.
  • Características personales: considerar la intención de aprender alineada con la voluntad de asimilar. Es ideal que los estudios coincidan con los gustos personales.

 

Técnica de estudio 5º: Codificación dual

Una de las metodologías más usadas es la Teoría de la Doble Codificación, adoptada en gran medida desde el campo del diseño multimedia como base para la construcción de contenidos.

Fue a principios del 2000 cuando Allan Paivio, reconocido académico de la reconocida universidad McGill University, comenzó a emplear el término Codificación Dual para referirse a la existencia de un procedimiento verbal y no verbal que permite a las personas aprender mejor.

Paivio comprobó que complementar imágenes y textos ayuda a tener un mejor aprendizaje, pues guardar dos códigos en la memoria es mejor que alojar solo uno. Fue así como propuso que los estudiantes aprenderían más sobre una materia de esta manera que sólo memorizando palabras.

Después de años de estudio, finalmente llamó la Teoría de la Doble Codificación al proceso mental que ocurre después de que recibimos dos estímulos sobre una información, no verbal y otro no verbal, los cuales se convierten en subsistemas que procesan los datos a través de formas e ideas lógicas, respectivamente, para después entregar respuestas verbales y no verbales ligadas al entendimiento.

 

Llévalos a la práctica

Durante tus estudios online haz el ejercicio de ingresar a tu aula virtual y evalúa los capítulos de la materia. Si cada dos o tres párrafos hay una fotografía, tabla, gráfico; audio e incluso un link asociado al tema, es que tu casa de estudios está haciendo bien la tarea.

Ahora bien, ¿cómo aplicas este método a tus estudios, de manera de asegurar un buen desempeño en las evaluaciones?

A continuación, te damos algunas ideas para que implementes la técnica de la codificación en tu día a día: 

1.- Usa más palabras concretas que abstractas

Según Brainly, la plataforma de consulta de estudiantes líder en el mundo, las palabras concretas son aquellas que definen cosas ya determinadas, como por ejemplo mesa, silla, televisor, sofá, estantería, computador, sillón, lámpara, zapato y espejo.

En tanto, las palabras abstractas definen ideas, mediante el conocimiento, la experiencia y las vivencias personales, lo que a su vez nos permiten relacionarlas con conceptos. Ejemplos de éstas son: amor, alegría, esperanza, fe, miedo, tristeza, angustia, decepción, amistad, cariño y libertad.

Probablemente, te guste más hablar en torno a ideas que conceptos. Sin embargo,  considera que para memorizar las materias que más te complican deberás conceptualizar usando palabras concretas más que abstractas. Inténtalo. Según Paivio, el recuerdo de las palabras concretas es de 75% versus 55% de palabras abstractas.

 

2.- Toma apuntes y también dibújalos

Suena más disparatado de lo que es, pero la verdad es que cada día son más alumnos de todo el mundo los que toman nota de las materias mediante apuntes visuales, sketchnotes o doodles, para mejorar su aprendizaje.

Los apuntes visuales son los mismos apuntes de toda la vida, con la diferencia de contener un mayor componente visual, de manera tal que puedas aprovechar el potencial del pensamiento visual. Y es que al ser propios y únicos, éstos le añaden un componente emocional al proceso de un modo que el lenguaje verbal no alcanza a interpretar.

Por su parte, los sketchnotes son notas visuales creadas a mano, mezclando palabras, tipografías, dibujos, formas y elementos visuales como líneas y recuadros. En tanto, los famosos doodles o garabateos son una herramienta poderosa de hacer marcas espontáneas que nos ayudan a pensar.

Ya sean unos u otros los que uses, el objetivo es que los apuntes o notas visuales te ayuden a grabar la información en tu memoria de un modo entretenido, lo cual incide directamente en que puedas recordar y memorizar con facilidad estos conceptos o ideas.

 

Conclusión

¡Haz del aprendizaje y el estudio una aventura nueva cada día! Verás que con estas novedosas técnicas, tomar tus notas y comenzar a estudiar se volverá algo interesante y apasionante.

Ebook- Cómo estudiar mientras trabajas: pasos para transitar a la educación a distancia

Infografia - técnicas de estudio para un aprendizaje éxitoso

Temas:

Temas: e-learning

Post relacionados

Técnicas de estudio para carreras vespertinas: aprendizaje elaborativo

11 de octubre de 2018 9:00:00 CLST | Alvaro Leiva Calzadilla
Técnicas de estudio para carreras vespertinas: aprendizaje elaborativo

Existen cada vez más metodologías para estudiar online. Lo importante es descubrirlas y ponerlas en práctica para llevarlas..

Leer Más
TOP