¿Sabías que una buena práctica laboral es un gran punto de partida para tu carrera profesional, o bien contribuye a tus posibilidades de ascenso en la empresa?

A continuación te damos claves para que sepas elegir la práctica que más se ajusta a tus aspiraciones, así como también los consejos para que la ejecutes con éxito y uses como un trampolín en el mundo laboral.

Primero que todo, es necesario que entiendas algunos conceptos sobre esta experiencia profesional que formaliza lo que aprendes en tus estudios superiores.

  • Existen las prácticas profesionales obligatorias y las voluntarias, así como otras distinciones, explica el portal educativo Universia. Depende de cada programa de estudio. Si es tu caso, te recomendamos hacer de los dos tipos, porque mientras más experiencia temprana adquieras, mejor.
  • Algunas prácticas son remuneradas y otras no. Cierto, lo ideal sería conseguir una primera experiencia pagada, pero lo más importante es la oportunidad que brinda la práctica en cuanto a tareas y responsabilidades, así como proyecciones laborales dentro de la empresa donde entras.
  • Si ya trabajas, consulta si tu experiencia laboral actual puede ser considerada como práctica, en el caso de que el plan de estudios la exija.
  • Para estudiantes titulados cuyo programa no incluye una práctica laboral, hay becas, pasantías y contratos temporales, algunos remunerados, que sirven para ingresar al mercado laboral o cambiar de industria si ya trabajas.

Con esto en mente, puedes investigar tus opciones y elegir la que más se ajuste a tus aspiraciones profesionales.

Consejos para que tu práctica sea óptima

Antes de hacer la práctica

1. No lo dejes para el final

Realizar una práctica profesional te abre la puerta a más opciones de trabajo y a adquirir más experiencia, afirma Universia, que luego puedes contrastar con las habilidades y competencias que te enseña tu casa de estudios.

Ahora bien, si no puedes hacerlo mientras asistes a clases, asegúrate de estar informado de todas las posibilidades que tienes y monitorea para que cuando postules ya tengas claro lo que estas requieren de los practicantes.

2. Busca entre los convenios de tu lugar de estudios

La mayoría de las casas de estudios trabajan de la mano con empresas para facilitar a sus alumnos la entrada al mercado laboral. Infórmate en tu institución al respecto.

3. Prepara con anticipación tu entrevista de trabajo

La empresa querrá conocerte en persona, lo que la gran parte de las veces se traduce en una entrevista organizada por los responsables de recursos humanos de la compañía. Sé honesto, demuestra ganas de aprender y defiende los conocimientos que tu casa de estudios te entrega.

4. Busca una práctica que abra oportunidades

La práctica laboral marcará el inicio de tu carrera profesional. Es muy importante que busques una que sea coherente con las labores que proyectes desarrollar en el futuro, y en empresas con valores afines a los tuyos.

5. Define tus aspiraciones y busca con ellas en mente

Piensa cómo te ves en el futuro. Este ejercicio no solo te sirve para buscar con mayor claridad, sino que además te ayudará a filtrar entre las alternativas que tengas. Las empresas también valoran a candidatos con ideas claras y que estén dispuestos a luchar por ellas.

Durante la práctica

6. Demuestra seguridad personal y tolerancia a la presión

Las prácticas profesionales son una excelente instancia para transformar debilidades en oportunidades de crecimiento personal y desarrollo profesional.

Por ejemplo, tener y demostrar confianza al actuar, o la adaptación al cambio. Si te equivocas, sé capaz de reconocerlo y resolverlo, sin sobre reaccionar ante situaciones estresantes o muy demandantes como sugiere este artículo de la revista de negocios América Economía.

7. Contribuye al buen clima laboral y entabla relaciones de confianza

Así como una actitud cordial y prudente son importantes factores a la hora de encontrar una práctica laboral, es primordial que una vez estés dentro de la empresa, observes y entables relaciones de confianza en lo que será tu primer acercamiento con el mercado laboral y futuros colegas.

8. Acepta las opiniones de otros

Una de las habilidades blandas que las empresas más buscan es que los profesionales sean capaces de escuchar y con respeto todas las opiniones. Durante la práctica muchas personas te dirán cómo hacer las cosas, o pensarán distinto a ti, y tu trabajo será criticado. Aprovecha este aprendizaje.

9. Sé proactivo y eficiente

Estas habilidades le demuestran a la empresa que no le temes a los desafíos. Que te vean como una persona proactiva, porque esto influirá en la decisión de la empresa en el mediano plazo para ofrecerte nuevas tareas u oportunidades, ya sea mientras haces la práctica o cuando la termines.

¿Y después de la práctica qué?

10. Sigue cultivando tus conocimientos

Una vez que termina el período de tu práctica laboral, debes seguir alerta. Tienes que esperar tu evaluación final, pero también podría surgir la posibilidad de que la empresa te ofrezca continuar de manera formal con ellos.

Además, que ya no estés haciendo la práctica no significa que bajes los brazos. Mantente informado y estudiando habilidades y técnicas para no perder el ritmo y fortalecer tu curriculum vitae.

¡Anímate a más!

La práctica profesional te ayuda a crecer personal y profesionalmente, a trabajar en equipo, establecer relaciones profesionales, e incorporar habilidades y capacidades que no aprendiste en la sala de clases.

Recuerda también que una buena experiencia repercute no solo en tu formación profesional, sino que en tu reputación laboral. Asegúrate de causar una buena impresión para que cuando pidas la carta de recomendación a tus supervisores, estos la hagan con gusto.

¡Quiero más información!

Temas: educacion, empleabilidad, Chile

Post relacionados

Cómo aprovechar tus estudios presenciales para emprender

Cómo aprovechar tus estudios presenciales para emprender

Si ya iniciaste un emprendimiento o tienes pensando comenzarlo dentro de los próximos años, revisa en este blog cómo la..

Leer Más

Carreras con mayor demanda a partir de 2020 (y que permiten teletrabajar)

Carreras con mayor demanda a partir de 2020 (y que permiten teletrabajar)

Prepararte profesionalmente para el futuro es una decisión que te abre muchas puertas si descubres dónde están las..

Leer Más