por Alvaro Leiva Calzadilla / abril 12, 2017 / Temas: Tips

Hemos dado consejos de cómo compensar el estudio con el trabajo y las obligaciones del hogar. He aquí algunos consejos para apoyar a tu marido, esposa o pareja, para apoyarle mejor mientras estudia.

Elegir volver a estudiar no es una decisión aislada, pues cambiará el estilo de vida en el hogar. Involucrará la comprensión y el compromiso de todos. Especialmente, porque puede ser un periodo de mucho estrés para quien debe volver a clases, rendir exámenes, volver del trabajo y cumplir con los deberes.

Esto se hace más importante si decide estudiar una carrera técnica, ya sea en formato presencial u online. No solo involucra estrés, como todas las carreras técnicas o profesionales, sino que demanda un alto grado de auto motivación.

Por eso te dejamos estos consejos sobre cómo apoyar a la pareja mientras estudia online o persencial:

1. Conversar los cambios que involucrará en el hogar

Siéntense a hablar de los detalles de la carrera, cuánto tiempo involucrará y los compromisos que tendrá que hacer cada uno. Si tienen hijos, o hay más personas que vivan en el hogar, es importante reunirse e informar de lo que sucederá con el/la estudiante, para que comprendan que habrá cambios a la rutina y se comprometan a darle el tiempo que requiere el estudiante.

2. Compartir las tareas de la casa

Es importante hacerse un horario juntos, que combine sus obligaciones en el trabajo, el hogar y los estudios con los demás integrantes del grupo familiar.

Hay tareas en el hogar que consumen mucho tiempo, como cocinar y cuidar a los niños. Hay otras acciones que, si bien toman poco tiempo, pueden sacar a un estudiante de su rutina de trabajo o estudios. Por eso, programa con tu pareja un calendario compartido de tareas, que tome en consideración ciertos hitos en el calendario de la carrera técnica o profesional que estudia, como un período de pruebas y la entrega de trabajos de investigación para sus cursos.

Una buena idea es dibujar o imprimir un pequeño horario, para dejarlo en el refrigerador o en el costado de la cama como un recordatorio.

3. Ayudarle a estudiar de manera efectiva

Es posible que con una materia, trabajo o examen en particular, tu pareja se sienta sobrepasada con elementos pendientes en su cabeza. Es bueno tener un “Pepe Grillo” que te recuerde ciertos detalles.

Una de las maneras más efectivas para ayudar a alguien que estudia es dejar que te expliquen lo que han estudiado, para que comente en voz alta lo que aprendió. Por otro lado, puedes tomar los apuntes de clases e ir preguntándole la materia.

Esto no solo para que tu pareja asimile mejor la información: como explica lo aprendido en sus propias palabras, retiene mejor los contenidos, y gana más confianza de que efectivamente aprendió los contenidos.

Todos podemos tener métodos de aprendizaje distintos: algunos tienen memoria visual, otros retienen más lo que han escrito, y a otras personas les conviene escuchar con detención la explicación del profesor.

Vayan probando qué método es más efectivo para recoger lo aprendido.

4. Celebrar los pequeños logros

De tiempo en tiempo, tu pareja entregará un trabajo, culminará una prueba o recibirá una nota. Estos son hitos dentro de sus actividades.  Aunque no hayan cerrado el semestre, y tu pareja haya aprobado una nota parcial, felicítala y hagan algo especial.

Estos logros son pequeños pasos que nos impulsan a seguir avanzando.

  1. Ayúdale a concentrarse: dale tiempo y espacio para sus actividades

Es muy común que quienes estudian a distancia se distraigan por el resto de las actividades del hogar. Si tu pareja debe estudiar o realizar un trabajo, busca la manera de darle su espacio. Si tienen hijos, llévalos a jugar, o busquen un espacio en el que no distraigan a su padre o madre.

  • Si dan tu programa de televisión favorito, baja un poco el volumen y cierra la puerta.
  • Si realizas actividades que hacen mucho ruido, como pasar la aspiradora, trata de hacerlo a otra hora, o bien coordinarte con tu pareja.
  • Si los distractores en el hogar son tantos que se te hace imposible ponerlo todo en pausa o silencio, ayúdale a buscar espacios o lugares donde no los tenga.

5. Escúchalo/a

Habrá momentos en los que tu pareja se frustrará con una actividad que no ha alcanzado a terminar, un contenido que no ha logrado comprender o una mala nota que no le satisfizo.

Tómate el tiempo de escuchar sus preocupaciones o lo que quiera decir, y ayudarle a buscar maneras constructivas de hacerse cargo de la situación.

6. Ayuda a que se mantenga al día y se focalice

¿Ya tienen divididas las tareas? Traten de imprimir o dibujar un calendario con las tareas y obligaciones que tiene en el instituto profesional, para que tu pareja recuerde –y tú también- cuanto tiempo le queda para un examen o la entrega de un trabajo.

Puede haber ocasiones en que tu pareja pierda el foco y se dedique a “sacar la vuelta”, y se ponga a hacer algo más en la casa. Pregúntale:

  • “¿Terminaste de repasar el capítulo 2?”
  • “¿Estudiaste todo?”

7. Apóyale en sus pequeños descansos

Hay otros casos en los que el estudiante repasa y revisa sin parar. Para la concentración y el rendimiento académico, es importante que el estudiante haga pausas frecuentes para despejarse. Por ejemplo, unos 10 minutos de descanso cada 40 o 45 minutos de estudio.

Recuérdale que se tome un descanso y que, en lugar de estar dos horas tratando de concentrarse en la materia, caminen alrededor de la cuadra unos minutos simplemente para respirar.

8. Ayúdale a estar saludable

Una dieta equilibrada fortalece no solo el cuerpo, sino el cerebro. Un sueño reparador puede ser más efectivo que estudiar hasta la madrugada y despertar al alba.

Si a tu pareja le cuesta seguir esas recomendaciones, motívala a que lo haga.

9. Dense un tiempo para ustedes

Combinar el trabajo con los estudios puede estresar a cualquier pareja.  Programen por lo menos un día de la semana para desconectarse y disfrutar de la vida juntos o en familia. Este es uno de esos hitos por el que el estudiante se motiva en el trabajo y en sus estudios: si nos esforzamos juntos durante la semana, tendremos ese día de recompensa.

10. Trata de anteponerte a sus necesidades

  • ¿Tu pareja estudia en el comedor? Despeja la mesa antes de que baje los cuadernos y el computador.
  • ¿Se viene una larga jornada de estudio? Prepárale un café (o un té, si es muy tarde) y algo para comer.
  • ¿Le fue mal en una materia? Estará un poco desganada. Dale su espacio y luego convérsenlo.

11. Manifiéstale tu orgullo

Volver a estudiar es un hito en la vida de cualquier persona. Al mismo tiempo, el proceso puede tener muchos baches en el camino, y requerirá de comprensión.  Pero sus frutos serán una mejor calidad de vida para toda la familia.

Recuerda: son un equipo.

No te olvides de recordar a tu ser querido lo importante que es para ti lo que está haciendo. Celebra sus logros y apóyale cuando lo veas cansado o estresado por trabajar y estudiar. 

¿Dudas o consultas? Solicita un llamado

Temas:

Temas: Tips