Si ya iniciaste un emprendimiento o tienes pensando comenzarlo dentro de los próximos años, revisa en este blog cómo la formación técnico o profesional favorece tu futuro plan de negocio y vida.

Cada vez es más común ver a personas que desean mayor flexibilidad laboral y financiera. De hecho, 9 de cada 10 jóvenes sueñan con emprender, según un sondeo de INJUV publicado en el diario La Tercera.

Así que si estás estudiando una carrera técnica o profesional, comenzaste un negocio o tienes en mente iniciarlo en el corto plazo, acá te contamos cómo aprovechar esta formación para tu futuro como emprendedor.

1. Accede a contactos y experiencias

Tal cual como lo lees, si trabajas y estudias de manera presencial y llevas la teoría a la práctica diariamente, tienes la posibilidad de rodearte de personas de tu misma carrera u otras que, al igual que tú, quieren emprender, ya emprendieron o. incluso, ya saben qué funciona bien y qué no. 

Además, en el ambiente de educación superior puedes obtener aprendizajes, experiencias y estrategias de tus docentes o de personas que ellos conozcan para fortalecer tu idea de emprendimiento. También, puedes aprovechar las charlas, eventos y clases presenciales para ampliar tu red de contactos y mantenerte actualizado sobre las tendencias. 

2. Adquiere conocimientos y habilidades claves

Si bien hay carreras que ayudan a emprender un negocio, como es el caso de Ingeniería en Administración de Empresas o Contabilidad, es fundamental que, sea cual sea la carrera que estudies, utilices tu formación para desarrollar habilidades y actitudes que requerirá tu actual o futura vida emprendedora.

Según la publicación del portal Negocio y Emprendimiento, un emprendedor debería contar con:

  • Habilidades técnicas: Para realizar actividades que incluyen métodos, procesos y procedimientos, así le será fácil trabajar con determinadas herramientas, modelos y técnicas.
  • Habilidades humanas: Aquellas que permiten interactuar efectivamente con otros, quizás futuros colaboradores, clientes y proveedores.
  • Habilidades conceptuales: Las relacionadas con generar ideas, desarrollar nuevos conceptos, resolver problemas en forma creativa, analizar y planificar.

Más allá de la formación, muchas de estas actitudes y habilidades las irás consiguiendo a través de tu experiencia laboral, estudiantil y de vida.

3. Ejecuta o mejora tu idea de emprendimiento

En las carreras técnicas y profesionales hay ramos asociados a la creación de nuevas ideas, modelos o servicios. De hecho, en IPLACEX las carreras técnicas y profesionales tienen dentro de su malla de estudio el ramo de emprendimiento. Dado esto, puedes usar este tipo de asignaturas para poner en práctica la idea que tienes de negocio o también para fortalecer el emprendimiento que ya comenzaste.

A medida en que vayas aprendiendo, ve tomando acción sobre tu actual o futuro emprendimiento, aunque sea a pequeña escala. Así irás identificando en la práctica lo que funciona o lo que requieres fortalecer para seguir avanzando. Es una gran oportunidad para comenzar a pensar y trabajar como emprendedor.

Utiliza tu formación para tener éxito como emprendedor

Si bien para emprender no es estrictamente necesario contar con un título técnico o profesional, la formación de educación superior te entrega herramientas que puedes utilizar para convertir tus ideas en proyectos o, incluso, para mejorar esos proyectos que no han dado los frutos que esperabas.

Muchas buenas ideas mueren por miedos o dudas, por lo que usar tu espacio estudiantil para ponerlas a prueba es un beneficio que debes aprovechar mientras sigues adquiriendo habilidades y conocimientos.

¡Aclárate aquí!

Temas:

Temas: educacion

Post relacionados

Carreras con mayor demanda a partir de 2020 (y que permiten teletrabajar)

Carreras con mayor demanda a partir de 2020 (y que permiten teletrabajar)

Prepararte profesionalmente para el futuro es una decisión que te abre muchas puertas si descubres dónde están las..

Leer Más