Sin duda, en tiempos inciertos como los que atravesamos, una de las principales preocupaciones para cualquier persona es conseguir trabajo al terminar una carrera, o, si ya se está trabajando, lograr un mayor desarrollo profesional.

Si es tu caso, sigue leyendo porque a continuación te decimos cómo aprovechar el tiempo que inviertes estudiando para hacer networking y adentrarte más rápido al mundo laboral.

¿Qué significa "hacer networking"?

El networking es una estrategia que funciona muy bien para conseguir trabajo y ampliar oportunidades de negocios. Básicamente porque consiste en socializar dentro del ámbito laboral y formativo con el objetivo de darte a conocer y generar contactos profesionales.

Principales beneficios del networking

Los beneficios que obtienes con una estrategia de networking efectiva, según señala el blog del corporativo de alojamientos Intur Hoteles, son:

  • Obtienes mayor acceso a oportunidades de negocio y puestos de trabajo.
  • Tienes contactos de calidad, que con el tiempo puedes capitalizar.
  • Te haces visible para la industria que te interesa.
  • Entrenas permanentemente tus habilidades comunicativas.

Ahora bien, toma nota de los siguientes consejos que te ayudan a desarrollar una estrategia de networking efectiva mientras estudias una carrera.

¿Cómo hacer networking mientras estudias?

Define tus objetivos

Antes de elegir una carrera, pero incluso mientras ya la estás cursando, es crucial que definas con qué objetivo practicarás networking, de acuerdo con tus intereses y proyecciones: ¿Quieres darte a conocer como profesional? ¿Buscas ofrecer un servicio o producto concreto en el que ya estás trabajando? ¿Deseas conseguir empleo en una empresa? ¿Quieres escalar dentro de tu organización?

Una vez que identificas qué es lo que quieres lograr es el momento de comenzar a trabajar en tu red de contactos.

Construye tu marca personal

Se trata de hacer de tu perfil profesional tu propio producto. Para ello necesitas hacer visibles aquellas características que ya posees y consolidar las que deberías disponer según el nicho de mercado en el que quieres estar, aconseja el portal de Recursos Humanos Randstad.

Además, considera que en tu marca personal intervienen detalles como: las conversaciones en las que participas, el tono de tus discursos (verbales y escritos), la imagen que proyectas, las comunidades en las que interactúas, entre otros.

Ofrece valor

Esto es decisivo para tener una marca personal reconocida. Y es que si te aplicas en colaborar con tus compañeros de carrera y aportas un extra en tus actividades, lograrás que tu comunidad escolar te reconozca y te ubique como una referencia.

Ahora bien, no olvides que tus aportes no deben ser solamente interesantes sino también útiles para la comunidad en la que buscas destacar.

Consulta a expertos

Cuando estudias una carrera, sobre todo si es presencial, pasas bastante tiempo conviviendo con personas que ya tienen una posición en la industria que te interesa. Aprovecha esos contactos para sondear con ellos cuál es el estado del mercado laboral.

Pídeles consejo y averigua si conocen a otros profesionales o empresas que estarían dispuestas a darte mayor información. En síntesis, más que pedir trabajo, lo que debes hacer es darte a conocer en una red profesional cada vez más amplia, como aconseja el sitio Mujeres de Empresa.

Genera conversaciones

Y esto vale no solo para los grupos académicos que ya te da la escuela. Averigua qué actividades de interés se realizan en tu localidad y en Internet, y difunde el material entre tus contactos. Esto te sirve para tomar las riendas de las conversaciones y darte a conocer entre tu red como un participante activo, cuyos aportes son valiosos.

Ocupa las redes sociales para hacer networking

Es elemental que tus estrategias de networking tengan alcance en las redes sociales. Si bien es cada vez más común que las personas utilicen Facebook o Instagram para dar a conocer su marca personal, LinkedIn no deja de ser la mejor opción cuando se trata de tener presencia en el mercado laboral.

Y es que, según señala un artículo de Kinsta, 90% de los reclutadores utilizan LinkedIn para cubrir puestos de trabajo.

Si todavía no tienes contactos suficientes en esa red social, empieza por ubicar a tus compañeros y profesores de la carrera para darte a conocer entre las redes que frecuentan.

Aprovecha el contexto académico

Uno de los principales beneficios de estudiar una carrera es que de inmediato formas parte de una comunidad que incluye a estudiantes, egresados, empresas e instituciones. Así que aprovéchalo y asiste a las actividades que se llevan a cabo, presenciales y virtuales, y date a conocer.

Por ejemplo, IPLACEX ofrece estudios presenciales y online que se adaptan a las necesidades de trabajadores que quieren mejorar sus oportunidades profesionales. Esto hace que los estudiantes estén muy cerca del mercado laboral y que el contacto con empresas, gracias a los convenios que IPLACEX tiene, sea más directo.

Ahora bien, además del networking que realices mientras estudias, es elemental que elijas una carrera que tenga demanda en el contexto actual. Por eso, te recomendamos que revises esta lista vigente para 2020.

Haz networking y egresa con pega segura

El contexto que aporta una carrera presencial es muy importante cuando se trata de generar una red de contactos.

Utiliza las estrategias de networking que te ofrecemos para asegurar tu entrada al ámbito profesional o conseguir mejores oportunidades laborales que las que ya tienes. Recuerda que se trata de crear buenas relaciones y dar a conocer tu marca personal, aportando valor al mercado en que te quieres posicionar.

¡Aclárate aquí!

Temas:

Temas: empleabilidad

Post relacionados

Conoce la empleabilidad de estas  carreras diurnas de IPLACEX

Conoce la empleabilidad de estas  carreras diurnas de IPLACEX

Cuando estés buscando o pensando qué estudiar, debes tener en mente el factor empleabilidad y la demanda de trabajo. Por..

Leer Más