Ahora que decidiste de estudiar una carrera y estás comenzando a informarte sobre tus opciones, seguramente ya te diste cuenta de que requieres hacer una inversión considerable, pero descuida, esto no tiene por qué ser un impedimento si logras organizar bien tu presupuesto familiar.

Aunque en principio parezca complicada la idea de ahorrar para tus estudios sin afectar los gastos fijos de tu familia, la clave está en planificar con anticipación y ser constante con las acciones que realices para financiar tu educación.

Y para que lo consigas, ahora te compartimos esta guía sencilla para elaborar un presupuesto familiar que incluya también el de tus estudios:

Haz del tiempo tu mejor aliado

Saber cómo hacer un presupuesto familiar cuando se quiere estudiar no es complicado; primero define cuándo te gustaría iniciar tu carrera y, de acuerdo a la importancia de le des a este objetivo y al tiempo en que desees alcanzarlo, analiza si es una meta de corto (en unos meses), mediano (en 1 o 2 años) o largo plazo (más de 2 años).

De esta manera, tendrás un estimado del tiempo que necesitas para ahorrar y la cantidad que debes considerar en tu presupuesto familiar para estudios. Por ejemplo, si se trata de una meta a largo plazo, lo recomendable es ahorrar mínimo el 10% de tus ingresos, afirma el Diario Financiero.

Comienza un plan de ahorro para tus estudios

Teniendo en mente el costo de tu carrera y el plazo en que te gustaría comenzar tu formación académica, definir cómo tener presupuesto para estudiar se convertirá en algo cada vez más fácil para ti, pues ya solo deberás tomar decisiones más certeras y adoptar buenos hábitos financieros dependiendo de tu economía familiar. 

Para que tengas claro por dónde empezar, sigue estas recomendaciones:

Registra tus ingresos y egresos

Haz una lista detallada del dinero que recibes mensualmente y los gastos fijos de tu familia para obtener un panorama preciso sobre lo prescindible y lo innecesario. 

Reduce gastos

Revisa tu presupuesto y analiza qué gastos reducir. Empieza eliminando los gastos hormiga y optando por adquirir productos y servicios más económicos.

Liquida tus deudas

Termina de pagar tus deudas y destina ese dinero a tus estudios. Puedes seguir estos pasos que explica el blog de finanzas personales de Con Letra Grande:

  • Elabora un inventario de deudas.
  • Crea un inventario de ingresos.
  • Conoce tu verdadera liquidez.
  • Reconoce tus ahorros.   

Revisa y ajusta

Revisa mensualmente tu presupuesto y ajústalo en caso de que el monto de tus ingresos y egresos varíe con el paso del tiempo. Compara las cifras y establece cada período la nueva cantidad o porcentaje a ahorrar para tu carrera.

De hecho, puedes impulsar aún más el logro de esta meta con alguna de estas opciones que aconseja también el Diario Financiero:

Tu camino profesional empieza con planificación y constancia

Incluir en tu presupuesto familiar tus gastos de estudio es posible siempre y cuando conozcas a detalle los ingresos y egresos totales y por supuesto, te organices bien con ellos. Solo así podrás planificar adecuadamente el plazo, monto y método para continuar tus estudios y seguir preparándote.

¡Quiero mi calculadora!

Temas:

Temas: educacion

Post relacionados

Cómo aprovechar tus estudios presenciales para emprender

Cómo aprovechar tus estudios presenciales para emprender

Si ya iniciaste un emprendimiento o tienes pensando comenzarlo dentro de los próximos años, revisa en este blog cómo la..

Leer Más