por Darío Ledesma de Castro / octubre 13, 2020 / Temas: Noticias

Dependiendo del tipo de formación, la evaluación de aprendizajes en una modalidad virtual puede suponer un enorme desafío para los docentes. En formaciones eminentemente prácticas, como la técnico-profesional, replicar a través de una pantalla lo que anteriormente se desarrollaba en los talleres o laboratorios representa una importante dificultad que debe complementarse con herramientas digitales y estrategias pedagógicas activas. Sin embargo, las formaciones más teóricas no están exentas de obstáculos para el desarrollo de evaluaciones online, asociadas a los recursos tecnológicos y la capacitación docente. Lo que se ha demostrado es que, para monitorear el avance de los estudiantes en el desarrollo de aprendizajes, es necesario aplicar periódicamente evaluaciones formativas acompañadas de feedback personalizado que guíe y oriente en el logro de resultados.

Según los datos recogidos recientemente por el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) a través de 81 encuestas, los profesores y directivos chilenos se muestran optimistas respecto al uso de la evaluación formativa y la retroalimentación en el desarrollo de sus clases a distancia, ya que el 78% afirma generar un mayor compromiso por parte de sus estudiantes con la aplicación de este método. El 81% también reveló un aumento de la motivación en el equipo docente. Estos resultados son relevantes si consideramos que ambos indicadores son mucho más bajos en el resto de América Latina, con un 58% y 47% respectivamente.

Sin embargo, los docentes chilenos mostraron una mayor tasa de frustración y agotamiento que en los otros países. Más de la mitad (un 57%) aseguraron que la falta de conocimiento o experiencia sobre cómo ofrecer feedback de forma adecuada les había complicado, mientras que el 70% afirmó sentirse saturado tras retroalimentar a un número alto de estudiantes. Estos indicadores presentan tasas de un 39% y un 56% para el resto de América Latina, por lo que se deduce que los niveles de conocimientos y experiencia previos son menores en los docentes chilenos, mientras que la saturación generada por el proceso es mayor. Respecto al tipo de productos solicitados a los estudiantes para evidenciar el desarrollo de aprendizajes, un 22% de los directivos y profesores reveló usar portafolios por encima de trabajos o proyectos.

El coordinador del LLECE, Carlos Henríquez, sugirió en declaraciones al diario El Mercurio "simplificar o disminuir las labores administrativas que los profesores realizan, para que puedan focalizarse en el trabajo pedagógico". Esta recomendación es clave para asegurar el éxito de la educación en línea, pues el buen uso de tecnología puede ayudar a reducir la carga administrativa de los profesores para centrarse en el acompañamiento, retroalimentación y evaluación de su grupo de estudiantes.

Temas:

Temas: Noticias

Post relacionados

IPLACEX organizó su III Ciclo de Charlas Técnicas de Educación Online

12-11-2020 13:37:22 | Darío Ledesma de Castro
IPLACEX organizó su III Ciclo de Charlas Técnicas de Educación Online

Por tercer año consecutivo, Instituto Profesional IPLACEX ha organizado su Ciclo de Charlas Técnicas de Educación Online, con..

Leer Más

La matrícula de pregrado online crece un 16% en 2020

20-10-2020 10:42:47 | Darío Ledesma de Castro
La matrícula de pregrado online crece un 16% en 2020

Recientemente, el Servicio de Información de Educación Superior (SIES) hizo públicos los datos de matrícula correspondientes a..

Leer Más