Son varias las razones por qué una persona decide continuar o retomar sus estudios superiores de manera presencial. ¿Qué significa hacerlo en jornada vespertina? A continuación te explicamos.

Si quieres estudiar una carrera que te permita acceder a una mejor remuneración y mayores desafíos laborales, pero te preguntas si podrás equilibrar trabajo, estudios, familia y el resto de compromisos personales, te explicamos las 3 ventajas que tienes al estudiar de manera presencial en jornada vespertina:

1. Llevas la teoría a la práctica diariamente

Si estudias de manera presencial una carrera que se relaciona con tu empleo actual o tu experiencia laboral, tienes el beneficio de llevar la teoría a la práctica tanto en la sala de clases como en tu lugar de trabajo, a veces en el mismo día incluso.

Trabajar en el día y llegar a clases en la tarde o noche te ayuda a comparar inmediatamente lo aprendido en un lugar u otro, evaluar qué funcionó, qué no, y compartir este aprendizaje con tus compañeros de clase, docentes y colegas.

Por ejemplo, si ingresas a estudiar Administración Pública, adquirirás conocimientos de gestión y finanzas públicas que aportan a tu trabajo diario si ya te desempeñas en el sector público; por otro lado, abordarás temas relacionados con gestión de calidad y servicio al cliente, sobre lo cual probablemente ya tendrás experiencia, la cual podrás compartir en clases con tus compañeros y profesores.

2. Cuentas con un programa de estudio idóneo y apoyo académico

Es muy importante que cuando ingreses a estudiar lo hagas en una institución que entienda tu realidad como estudiante, ya sea si eres trabajador, padre de familia, si estás con problemas económicos u otro. En este sentido, IPLACEX ofrece varias facilidades para quienes trabajan y deciden estudiar presencial.

Uno de los grandes beneficios que tendrás es que cuentas con un programa de estudio diseñado acorde a las necesidades del mercado laboral, lo que te permitirá mejorar tu empleabilidad una vez finalizados tus estudios; y con una planificación académica que facilita tu uso del tiempo, es decir, estudias en un horario de clases continuo en el tiempo, que te ayuda a organizar trabajo y familia.

Recibes asistencia a clases y apoyo total a través docentes, jefes de carrera, áreas de soporte académico y plataformas virtuales para resolver todas tus dudas y/o consultas en la sede misma.

3. Accedes a respaldo financiero y ahorrar dinero

Uno de los obstáculos normales para estudiar es el tema económico; pagar la matrícula y arancel es un gasto necesario, junto con los otros costos que conlleva ir a clases de manera presencial.

Si ingresas a una institución acreditada, como estudiante presencial tienes la oportunidad de acceder al Crédito con Garantía Estatal (CAE) y a las becas estatales, es decir, al apoyo económico que entrega el Ministerio de Educación para financiar un porcentaje o el total del arancel de tu carrera y/o matrícula. Por eso, si accedes a esta opción, completa tu ficha FUAS con éxito siguiendo estos consejos.

También a las becas que cada institución tenga disponibles para sus estudiantes, que en el caso de IPLACEX se llama Programa de Becas Internas.

Junto con esto, si obtienes alguna beca estatal también ahorras dinero porque accedes a:

Además las carreras presenciales en jornada vespertina son en su mayoría más económicas que las diurnas, por lo que de todas maneras podrás disminuir tus gastos y ahorrar dinero.

¿Dispuesto a tomar el desafío de estudiar presencial?

Si ya tienes claro que vas a estudiar de manera presencial, y que dada tu situación laboral es mejor hacerlo en jornada vespertina, infórmate bien sobre los beneficios que entregan las diferentes instituciones de educación superior que ofrecen esta alternativa.

Elige la que se adecúe a tu realidad y que brinde apoyo dentro y fuera de la sala de clases. 

Temas: educacion, beneficios, estudio